El fuego habría dañado unas pinturas rupestres en la comunidad de Yororobá que tendrían cerca de tres mil años de antigüedad, un comunario afirma que las descubrió hace 10 años y que hasta ahora nunca había revelado su existencia.

Comentarios