La emergencia por los incendios en Roboré se agudizó este jueves debido a los fuertes vientos que llegaron a los 90 kilómetros por hora, el fuego y el humo hicieron que un grupo de bomberos voluntarios debieran abandonar la vivienda en donde estaban.

Comentarios