En el municipio de Roboré un grupo de 70 voluntarios combate el fuego desde hace ya 50 días con pocos recursos, y jornadas de trabajo agotadoras, proceden de aguas calientes donde dejaron sus trabajos y familias con el fin de prevenir los incendios que están destruyendo este municipio.

Comentarios