Desde la declaración de alerta amarilla en el mes de julio los incendios han consumido ya 2 millones 700 mil de hectáreas en los municipios de seis provincias, hay 3.500 familias afectadas, la mayoría de ellas en comunidades indígenas, la Gobernación cruceña asegura que luego de tres meses, los incendios siguen sin poder ser controlados.

Comentarios