Micros con 30 años de antigüedad o más siguen trasladando pasajeros en La Paz, muchos de esos vehículos se han convertido en un riesgo para la seguridad de los usuarios, sin embargo, siguen circulando ante la ausencia de una normativa que los obligue a salir de las calles.

Comentarios