El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lamenta la tragedia ocurrida este viernes tras la ruptura de una represa. Anunció que se trabajará en el lugar y además, que la ayuda llegará hasta el lugar.

Comentarios