En el municipio de Roboré cayó una lluvia que refrescó y ayudó a apagar incendios, no todos ya que continúan avanzando los focos de calor.

Comentarios