Viviendas, cultivos y animales quedaron bajo el agua en Ipati, Lagunillas. Varias familias no tienen donde dormir. Piden ayuda a las autoridades y a la gobernación de Santa Cruz.

Comentarios