Miles de peces murieron en el agua del río Santa Roxana, la cual se encuentra contaminada por las cenizas.

Comentarios