Un médico ginecólogo explicó que es imposible la muerte química de un bebé de ocho meses de gestación. Las autoridades investigan lo sucedido. La menor, que fue abusada, y posteriormente quedó embarazada se recupera.

Comentarios