El director del Hospital de Clínicas reconoce que residentes burlaron controles con bebidas alcohólicas en su lugar de trabajo.

Comentarios