Al menos 500 policías viajaron hasta La Asunta, en Yungas, con equipos antimotines, para proteger a los grupos que erradican los campos de coca.

Comentarios