La Policía presentó a dos hermanos sospechosos de ser los autores del asesinato de seis personas, cuatro de ellas fueron halladas calcinadas dentro de un vehículo en la zona de cabezas en 2016.