La Policía detuvo a siete personas sospechosas, entre bolivianos y paraguayos, por tráfico ilegal de armas. Aseguran que las investigaciones seguirán para dar con más involucrados.

Comentarios