El sector médico asegura que continuará con sus medidas de presión y sugieren al ministro Romero como intermediario para solucionar este conflicto.

Comentarios