Tras el incendio que se registró la noche del martes en la laguna Alalay de Cochabamba, los daños que se pudieron observar en el lado Este son evidentes, ya que muchos totorales quedaron calcinados debido a las llamas.

Se espera que las autoridades del departamento lleguen hasta la zona para hacer una evaluación de los daños, ya que el siniestro fue de gran magnitud, además, de verificar si algún animal que habita en el lugar, resultó dañado.

Los vecinos de esta zona fueron quienes se percataron del hecho y llamaron a los Bomberos para que el fuego no se expanda.