La baja participación sigue siendo un motivo de polémica entre la oposición y el oficialismo que ve una “mano negra” en la parte técnica del Tribunal Supremo Electoral.

Comentarios