Seis jueces, de La Paz, Oruro, Cochabamba, y Santa Cruz, fueron apartados por la mala imagen que daban a la justicia. Algunos, incluso, se presentaban en estado de ebriedad a sus fuentes laborales.

Comentarios