El sector del transporte urbano se une al interprovincial en el que rechazan la ley transitoria y de nuevos bloqueos en caso de no ser escuchados.

Comentarios