El Tribunal Supremo de Justicia aprobó el requerimiento acusatorio contra el expresidente Carlos Mesa. Oficialistas le piden no hacerse la víctima y algunos manifiestan que se jubilará pronto de manera políticamente.