Uno de los tres jóvenes que fueron golpeados en Entre Ríos confesó que estaban robando una moto para después venderla. Los comunarios trataron de prenderles fuego. La Policía los auxilió.

Comentarios