La Selección Boliviana de Básquet logró el pase a la siguiente fase del clasificatorio al Mundial FIBA Filipinas-Japón-Indonesia 2023 luego de eliminar a Ecuador pese a perder en el partido de vuelta jugado este miércoles en Guayaquil.

El combinado boliviano, que denunció malos tratos y pésima logística por parte de sus autoridades en días pasados, perdió 69-51 frente a los ecuatorianos pero tras ganar en el partido de ida jugado en Tarija por 91-57 le alcanzó por la diferencia de canastas para obtener el cupo a la siguiente fase que se jugará en Chile.

Giovanni Vargas, entrenador del equipo, dijo que “no era lo que esperábamos. La relajación nos jugó una mala pasada. Necesitamos trabajar mucho porque será complicada la siguiente ronda”, dijo tras el partido.

Consultado sobre si Josh Reaves volverá al equipo manifestó su esperanza de que aquello ocurra. “Ojalá que para cuando nos toque no esté jugando en otra liga”, aseveró Vargas.

Agradeció a la población boliviana por haberles expresado su confianza y sus muestras de apoyo. “Hay que estar felices por la clasificación, toda Bolivia debe estar feliz porque hicimos muchas cosas a pesar de las adversidades. Esperamos que nos sigan apoyando”, indicó.

Sobre el apoyo que comprometió el presidente Luis Arce, Vargas confesó que esperan el apoyo. “Estamos muy confiados, el presidente nos dio unas palabras de apoyo y esperemos contar también con apoyo del ministerio y de todo el Gobierno”, concluyó Vargas.


Comentarios