El freno de mano de su auto le jugó una mala pasada al representante nacional. Acabó en el sexto lugar del grupo WRC3, durante la primera etapa del rally de Monza, séptima y última del Campeonato Mundial de Rally.

Los rivales del boliviano tampoco entraron en el podio y acabaron por detrás del joven cruceño de 20 años.

Este sábado se corre la etapa más complicada de la carrera, cerca de Bérgamo, con hielo y nieve.


Comentarios