Rafael Nadal, el único ganador del Open de Australia en liza en Melbourne después de la expulsión del nueve veces campeón Novak Djokovic, apareció el lunes en plena forma en la primera ronda y arrasó al estadounidense Marcos Giron por 6-1, 6-4, 6-2.

"Juego cada vez mejor", se felicitó el español, de 35 años y número seis del mundo, que tuvo una lesión en el pie el año pasado y se está acabando de recuperar del covid-19, que contrajo en diciembre.

El español opta a ganar en Melbourne su 21º título de Grand Slam y batir el récord que comparte con el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer.

"Es difícil decir dónde estoy respecto a mi mejor nivel. Se tiene que ir día a día, aceptar que todo no va siempre bien y seguir positivo para jugar con la buena energía y trabajar", añadió.

El lunes, el partido duró 1h49 (49 minutos para la segunda manga) porque el español cometió algunas faltas directas (26), sobre todo en el segundo set (17), que permitieron a Giron (N. 66) aguantar más tiempo en el terreno.

Djokovic, deportado

La estrella del tenis mundial Novak Djokovic aterrizó en Dubái tras ser deportado de Australia por sus reglas de vacunación contra el coronavirus.

El tenista serbio bajó del avión con dos maletas y mascarilla, tras aterrizar a las 05:32 local (01H32 GMT) en el Aeropuerto Internacional de Dubái.

Comentarios