“El trato no ha sido de los mejores”, afirmó uno de los jugadores de la selección boliviana de básquet al momento de iniciar la conferencia de prensa que ofreció todo el combinado nacional este lunes desde Tarija.

Relataron los conflictos y el trato que recibieron los últimos días por parte de la dirigencia de la Federación Boliviana de Básquet (FBB), situaciones que en principio denunció Josh Reaves, antes de dejar la concentración y volver a Estados Unidos junto a su madre.

La selección de básquet jugó el sábado por la noche el partido de ida por la etapa preclasificatoria al Mundial de 2023, y le ganó a Ecuador por 91-57. Este martes viajarán a Guayaquil para encarar el partido de vuelta.

Tuvimos la palabra del presidente que las cosas después del partido en Potosí iban a cambiar. Íbamos a tener desayuno adecuado, tener la atención y mejorar todo”, adelantó Cristian Camargo. 

“Nuestro principal medio de comunicación era la señorita Valeria que si no me equivoco trabaja para la asociación de Tarija y para todo nos teníamos que comunicar con ella para informarle al presidente Coronado (Juan Luis). La señorita no comentaba nuestras quejas, no atendía nuestras observaciones, nos dejó en visto y no contestaba el teléfono. Una vez accidentalmente en uno de los microciclos se rompió un lavamanos, queríamos hacerlo cambiar y nos dijo que estábamos causando muchos problemas, que nos iban a castigar dos o tres”, lamentó Camargo, capitán del equipo.

Le hicimos saber todo al señor Coronado, nos respondió que él no estaba enterado de nada “eso no es excusa, es hora de que todo Bolivia sepa”, comentó.

“En Potosí antes del partido nos dieron un plato de carne de chancho y era pura grasa. Tras el partido allá nos dieron pollo frito, eso indispuso a Josh (Reaves), ahí él y su mamá querían irse él perdió peso, igual Pedro Gutiérrez se enfermó, estuvo grave. Tuvieron que ponerse suero para su hidratación”, comentó.

La palabra del DT

Giovanny Vargas, entrenador del equipo, mencionó que “como ustedes saben, los chicos no reciben un solo centavo por representar a la selección. Ellos podrían tener reclamos si recibieran unos mil o dos mil dólares. Al final si recibieran un sueldo se comprarían lo que necesiten. Estos chicos vienen poniendo de su dinero. Queremos estar juntos y hasta donde podamos llegar en esta clasificatoria”, comentó.

Caso Josh Reaves

Desde la Selección comentaron que los malos tratos colmaron a Josh Reaves y a su mamá, porque en el albergue donde dormían no había condiciones, los cuartos eran fríos, compartían tres jugadores una habitación, entre otras cosas.

No se le devolvió del pasaje a la mamá de Josh. No va con nosotros a Ecuador. Hablamos con él y hasta hace unos días dijo que seguiría pero también molestó las declaraciones de otras personas. Ellos pagaron algunas cosas para el grupo”, comentó el capitán Camargo.

 Lo que se viene

La selección boliviana de básquet fue cambiado a un hotel en Tarija donde mantiene la burbuja sanitaria. Este lunes viajarán a Santa Cruz, y mañana martes viajarán hasta Guayaquil para enfrentar a Ecuador.

Comentarios