El piloto Adrián Seno rompió en llanto tras ver a su vehículo paralizado y con varios desperfectos tras un accidente en la competición en el circuito Oscar Crespo en la ciudad de Sucre. 

De acuerdo a las imágenes, el piloto, quien lleva una vestimenta de color amarillo y celeste, se arrodilló delante de su coche y lamentó la situación.

“¡Mi auto! ¡Mi auto!” dijo el competidor acongojado en varios momentos tras ver a su máquina de carrera paralizado en medio de la tierra y algunas rocas del lugar.


El coche de color blanco tenía el parabrisas trasero clisado y otros desperfectos que impidieron que retorne a la carrera.

Aparentemente, el corredor perdió el control y sufrió un accidente en pleno circuito de competición lo que conllevó abandonar la competición. 

Otros accidentes también fueron reportados el día de la competición ya que la topografía del circuito ocasionaban vuelcos, encunetamientos, entre otros.

Comentarios