El partido por la fecha 14 disputado en el estadio Molineux Stadium, terminó sin que Wolves y Burnley lograran convertir.

Cuando iban 29 minutos del primer tiempo, el remate del delantero Adama Traoré pegó en el palo del arco rival y Wolverhampton se quedó con las ganas de festejar.

La figura del partido fue Adama Traoré. El delantero de Wolverhampton mostró su mejor nivel, al rematar 5 veces al arco contrario y acertar 36 pases correctos.

Nathan Collins también fue relevante. El defensor de Burnley fue importante al quitar 3 balones y sacar 3 pelotas fuera del área de peligro.

Fue un partido muy disputado y con faltas de ambos lados. Hubo varios amonestados: Ben Mee, Matthew Lowton, Hwang Heechan, Jay Rodriguez y Maximilian Kilman.

El estratega de Wolves, Bruno Silva do Nascimento, paró al once inicial con una formación 3-4-3 con José Sá en el arco; Maximilian Kilman, Conor Coady y Romain Saïss en la línea defensiva; Nélson Semedo, Leander Dendoncker, João Moutinho y Rayan Ait Nouri en el medio; y Adama Traoré, Raúl Jiménez y Hwang Heechan en el ataque.

Por su parte, los elegidos por Sean Dyche salieron al campo de juego con un esquema 4-4-2 con Nick Pope bajo los tres palos; Matthew Lowton, Nathan Collins, Ben Mee y Charlie Taylor en defensa; Johann Gudmundsson, Jack Cork, Josh Brownhill y Dwight McNeil en la mitad de cancha; y Chris Wood y Maxwel Cornet en la delantera.

El juez elegido para dirigir el partido en el estadio Molineux Stadium fue John Brooks.

Para la siguiente fecha, Wolves actuará de local frente a Liverpool y Burnley visitará a Newcastle United.

El local está en el sexto puesto con 21 puntos y 6 triunfos, mientras que el visitante llegó a las 10 unidades y se coloca en el décimo octavo lugar en el torneo.

Comentarios