Con presencia policial en las puertas para evitar desmanes, así se inició la sesión este lunes en la Brigada Parlamentaria cruceña en donde se elegirá a una nueva directiva.

En la previa, grupos de personas afines a las distintas tiendas políticas se habían apostado en la calle para demostrar su apoyo a unos y otros.

La llegada del diputado de Creemos, Runny Callaú, desató un nuevo 'ida y vuelta' entre oficialistas y opositores que cuestionaban la forma en la que llegó a la sesión y, además de su retraso, hacían notar que no sesionaba desde hace más de un año debido a una baja médica.


Desde el MAS le brindaron su apoyo a Callaú y decían que era discriminatorio lo que se hacía desde Creemos de pretender evitar que emita su voto.

Puedes leer: Transportistas del trópico de Cochabamba piden a Arce cambiar a Del Castillo, advierten con bloqueos

Tras este momento, se determinó dar un cuarto intermedio para reinstalar la sesión en horas de la tarde.

"En ningún momento se ha definido una suspensión, estamos con la sesión instalada, lo que se hizo fue un cuarto intermedio porque no habían las condiciones, hubo una gresca entre dipuitados", dijo José Carlos Gutiérrez, jefe de bancada de Creemos, que confirmó que 62 parlamentarios estuvieron en el inicio.

Comentarios