La expresidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra, se presentó este lunes ante el Ministerio Público para declarar en calidad de testigo en el caso que investiga la crisis política que derivó en la renuncia de Evo Morales en 2019.

“Hoy día me presenté a declarar de manera voluntaria y en calidad de testigo de los hechos acontecidos durante los meses de octubre y noviembre de 2019”, indicó la exlegisladora en un mensaje en su cuenta en Facebook.

La exsenadora y excandidata a la Alcaldía de Santa Cruz señaló que "quienes confiamos en la verdad, no tenemos miedo de comparecer ante la justicia" y confía en que en este proceso se demostrará que lo que incurrió en 2019 fue una interrupción de la democracia.

Salvatierra se suma a la exdiputada Susana Rivero que en días pasados también se presentó a declarar voluntariamente por este caso de forma voluntaria. Ambas formaron parte de las conversaciones en los días posteriores a la renuncia de Evo Morales en las que se discutía una salida a la crisis política de noviembre de 2019.

Salvatierra y Rivero aseguran que en esas reuniones no se les propuso que asuman la Presidencia del país, como asegura un testimonio documental de la Iglesia Católica, y por el contrario acusan a los partícipes de haber decidido de manera unilateral que Jeanine Añez asuma la Presidencia.

Carlos Mesa fue convocado como testigo por este caso, pero se acogió a su derecho al silencio por considerar que la Fiscalía podía usar sus declaraciones para incriminarlo sin evidencias.

Por este caso se encuentra con detención preventiva la expresidenta Jeanine Añez. 



Comentarios