Los alcaldes del eje troncal de Bolivia no están de acuerdo que el Censo se postergue para el 2024, como fue acordado en una reunión del Consejo Nacional de Autonomías en donde participó el presidente del Estado, Luis Arce.

El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, manifestó su rechazo al cambio y considera que como máximo debe realizarse el 2023, mientras que Iván Arias, de La Paz, se manifestó de acuerdo con la postergación; sin embargo, considera que debe realizarse el próximo año. En tanto, el alcalde cruceño Jhonny Fernández mostró abiertamente su rechazo a la reprogramación.

Tras conocerse sobre la postergación del Censo, el alcalde paceño, Iván Arias, manifestó en las redes que estaba de acuerdo con el cambio de fecha; sin embargo, no está de acuerdo que se realice 18 meses después de la fecha original que es el 16 de noviembre de 2022.

También te puede interesar: Comité Impulsor del Censo de Santa Cruz pide a la Brigada Parlamentaria iniciar acciones penales por postergación

“¿Era necesario postergarlo hasta el 2024? Si se quiere un censo con consenso, por qué no unir todas las capacidades instaladas (de universidades, municipios, gobernaciones y sociedad civil) para realizarlo, por ejemplo, en mayo del 2023?”, escribió Arias en Twitter.

El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, se manifestó en desacuerdo con la postergación y considera que en el peor de los casos debe postergarse seis meses.

“Es lamentable, debemos hacer un Censo si o si hasta fin de año, o máximo en seis meses”, manifestó.

El alcalde de Santa Cruz, Jhonny Fernández, pidió una reunión con el presidente Luis Arce Catacora; el director interino del Instituto Nacional de Estadística (INE), Martín Cordero; y los otros alcaldes de ciudades capitales para que se explique la razón para suspender el censo hasta el 2024.

EL EJE TRONCAL ES EL AFECTADO

Para el economista Waldo López, los departamentos y municipios del eje troncal son los más afectados con la postergación del Censo y pone de ejemplo los recursos que dejará de percibir el departamento cruceño.

“Santa Cruz dejará de percibir 1.200 millones de bolivianos, porque el 2026 recién se aplicará la redistribución de recursos”, manifestó López.

Comentarios