En un foro que contó con la presencia del Grupo de Expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la zona Sur de La Paz se produjo altercados y gritos entre familiares y víctimas de los hechos de violencia ocurridos en los últimos meses de 2019.

Uno de los momentos más tensos fue cuando la periodista Casimira Lema, a quién le quemaron su casa durante el conflicto, daba su testimonio sobre lo ocurrido y pedía "justicia" por la pérdida de su patrimonio.

Mientras hacía su intervención fue abucheada y algunos de los asistentes le gritaron adjetivos relacionados a un supuesto golpe de estado.

“Nadie tiene por qué sufrir la quema de parte de su hogar (...) es un trabajo de toda la vida que se ha visto en minutos destrozado, Nosotros, como familia, también tenemos una herida muy grande. Mis hijos son jóvenes y hasta el día de hoy tienen temor de saber de que en algún momento podrían volver a su casa”, dijo la comunicadora.

Los gritos merecieron la intervención de uno de los miembros de la comisión internacional que pidió calma a los presentes y evitar una polarización que puede ocasionar más violencia.


Comentarios