Cientos de personas ya se encuentran en la Plaza Murillo, donde se ha desplegado un importante dispositivo de seguridad para garantizar la posesión presidencial. Policías, militares, periodistas y amautas son algunas de las personas que se encuentran en el centro de La Paz.

Fiesta

Son tres los anillos de seguridad que se han montado para controlar el ingreso hasta la Plaza Murillo. Muy temprano un grupo de amautas habían realizado una ceremonia de agradecimiento a la Pachamama augurando buenos días para la gestión de Luis Arce y David Choquehuanca, como presidente y vicepresidente de Bolivia.

El sonido de pututus, zampoñas y tambores se mezclaban con petardos que sonaban en alegoría por la posesión de los nuevos mandatarios.

La escena la completan la tricolor boliviana y pantallas gigantes instaladas en la plaza Murillo y sus alrededores para que la población pueda seguir el acto de posesión.

Seguridad

Además de la Policía, militares y equipos especiales de seguridad, en los alrededores de la plaza Murillo se encontraba la guardia presidencial, conformada por choferes, gremiales y ponchos rojos de la provincia Omasuyos.

Desde tempranas horas de la madrugada, los bomberos habían realizado operativos buscando explosivos en lugares estratégicos alrededor de la plaza Murillo pero además en los salones donde se realizarán los actos oficiales de posesión.