El analista Paul Coca se refirió al bloqueo de la carretera Beni- Santa Cruz a la altura de San Julián. Aseguró que la protesta es política y está impulsada por el expresidente y dirigente sindical Evo Morales, que está jugando un juego para favorecerse, con miras a las futuras elecciones presidenciales. 

"Morales se volvió impredecible y puede ser un dolor de cabeza para cualquier gobernador rival del Movimiento Al Socialismo y para el propio MAS", consideró. 

El analista prevé que Morales será candidato del partido de Gobierno para las próximas presidenciales y, por ello, desde ahora está buscando apoyo de diferentes sectores. 


Desde este lunes, un grupo de interculturales bloquean la ruta esta ruta interdepartamental a la altura de San Julián para exigir la construcción del tramo de la carretera a Casarabe. Sin embargo, la oposición cuestiona que la medida es política pues fue definida el fin de semana en una asamblea en presencia de Morales, entre otros políticos del MAS.

Te puede interesarCreemos considera que bloqueo en San Julián se debe a pugnas al interior del MAS

Coca añadió que la protesta busca desgastar la gestión del gobernador Fernando Camacho y afecta a la gestión del presidente de Luis Arce, que tiene la "obligación" de garantizar la libre circulación en el país.

Añadió que la protesta es un reto para la Gobernación que tendrá que demostrar su capacidad de gestión de crisis. " (La Gobernación) Va a decir que tiene un acuerdo escrito, pero en este país sabemos que el papel aguanta lo que se le escriba", dijo. 

Finalizó advirtiendo que si la Gobernación hace lo que piden los bloqueadores, las protestas se repetirán en todo el país, como una estrategia de presión.  "Así que Gobernadores de todo el país alístense porque esto es lo que Morales hará", advirtió. 


Comentarios