El abogado y analista político, Paul Coca, considera que tras la interpelación al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, no terminará la disputa interna que dice existe en el Movimiento Al Socialismo (MAS).

Coca sostiene que la relación entre los sectores que apoyan a Evo Morales y al presidente Luis Arce, van a tener mayores disputas y polémicas. 

“Esta interpelación no va poner fin a las disputas; hay una muy fuerte, no se trata de que tras esta interpelación esto va terminar, el país tiene que prepararse para este tipo de escenario y otros entre Evo Morales, (Luis) Arce y (David) Choquehuanca, dentro del MAS”, manifestó Coca. 

TAMBIEN PUEDE LEER: Ministro Del Castillo se libra de la censura; diputado del MAS pidió cambio de "altos mandos" de la Policía

Además, considera que la interpelación al ministro de Gobierno fue una “excusa” para alejar del cargo a la autoridad tras sus críticas al sector masista del Chapare. 

“El escenario cada vez está más complejo, lo de la inseguridad en El Alto era una excusa para interpelar a Del Castillo ya que en 14 años del MAS, nadie se animó que es criticar a la cúpula masista del Chapare y vincular al narcotráfico, algo que ningún ministro hizo”, dijo.

El analista dice que el presidente Arce se “jugó” por mantener en el cargo al ministro Del Castillo, ante las críticas del sector del MAS que apoya a Morales. 

Sin embargo, Coca asegura que Evo tiene una actitud “impredecible” para buscar otros mecanismos y formas para hacer política y generar nuevas interpelaciones del MAS hacia los ministros de Arce. 

Además, cree que el exmandatario y líder cocalero no salió derrotado tras la interpelación a Del Castillo, “tiene una experiencia política para rehacerse, no podemos decir cuál será su siguiente paso y todo eso rumbo a las siguientes elecciones presidenciales”.

Comentarios