Presiones por parte del ala histórica del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de movimientos renovadores al interior del partido azul rumbo a las elecciones generales del 2025, son las que sufre el presidente Luis Arce Catacora, considera el politólogo Franklin Pareja.

“Debe ser muy difícil para el presidente Luis Arce Catacora estar sometido a una presión interna permanente porque no sólo tiene presiones del ala histórica de su fuerza política, sino también hay movimientos renovadores en clave generacional y en clave regional”, indicó Pareja.

El politólogo analizó que Arce debería estar abocado a la gestión, sin embargo “está sometido a presiones que no solamente tienen que ver con temas políticos sino por una lucha de poder y una lucha de liderazgo”.

Pareja agregó que Arce “en esencia no es presidente fuerte porque no tiene un arraigo en las organizaciones sociales. La forma de hacer política en Bolivia es caudillista y el caudillo no está al mando del Gobierno, cosa que también es inédita”.

Finalmente consideró, que el expresidente y líder del partido azul, Evo Morales, hace el papel de opositor y que genera un clima se ha “electoralizado” de manera prematura.

"El que está haciendo el trabajo de líder de oposición no es el natural opositor, que debería ser Carlos Mesa, el que hace críticas a la economía, el que hace críticas a las autoridades, el que hace recomendaciones es el señor Evo Morales”, indicó.

“Arce Catacora es un potencial candidato, de hecho el único candidato que podría poner en riesgo la candidatura de Evo Morales está dentro de su propia fuerza política y es el señor Arce Catacora”, finalizó el analista.


Comentarios