Luego de conocerse una sentencia de 10 años de cárcel para Jeanine Añez por el caso golpe II, el Movimiento al Socialismo determinó en un ampliado acelerar procesos en contra de líderes de oposición a quienes apuntan por responsabilidades por los hechos ocurridos entre octubre y noviembre de 2019, durante la crisis tras las fallidas elecciones de ese año.

Para el analista y abogado Paul Coca, "habrá que ver si el MAS está dispuesto a afrontar este costo social fuerte" que "no lo tendrá Evo Morales, sino Luis Arce, y ahí es donde Morales puede aparecer como el salvador del país ante un posible conflicto social que si se da o no, dependerá única y exclusivamente del Movimiento al Socialismo".

Sobre Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, que tienen representación parlamentaria, cree que pese a que Comunidad Ciudadana es la mayor fuerza opositora, "Mesa no tiene el respaldo popular en las calles, algo que sí tiene Camacho".


Puedes leerOposición rechaza procesos a sus líderes y habla de resistencia en las calles y juzgados

"Camacho tiene mucho respaldo en Santa Cruz y tendrá más respaldo en caso de que ocurra lo que el MAS quiere, que es notificarlo para que venga a La Paz y no regrese a Santa Cruz", señaló.

Para Coca no es casual que se hubiera dado una sentencia contra Añez y que luego el MAS se reorganiza en torno a lo que es el liderazgo de Evo Morales pues el líder del partido de Gobierno "necesitaba esta sentencia para justificarse dentro del MAS y dentro del país, esto no va separado de lo otro".

Puedes leerTras sentencia contra Añez, el MAS habla de procesos contra líderes de la oposición
"Esto no hace más que echarle a la culpa a la oposición de lo que pasó en octubre y noviembre de 2019, cuando sabemos que Morales es el directo responsable, es Morales el que vulneró el referendo de 2016, es Morales que hizo que todos los órganos del Estado logren una repostulación internacional. Morales no debió estar nunca en esa papeleta en 2019 porque estaban vetado", puntualizó.

Añadió que el actual presidente, Luis Arce, y el vicepresidente, David Choquehuanca, no tienen ese veto constitucional, y que ellos son los únicos que decidirán "qué nivel de injerencia tendrá Morales de aquí en adelante".

El analista ve que hay una intención del MAS de "echarle la culpa a todos y no van a aceptar jamás la situación de que hay un nivel de culpabilidad del MAS, especialmente con Evo Morales y una repostulación de 2019 que no debió de haberse dado".

No es a través de mensajes

Coca ve que la oposición desaprovechó la oportunidad de tener un rol protagónico, pero que lo que pueden hacer Creemos y CC es tener un mismo discurso y "luego saber que a través de tuits, mensajitos en redes sociales, no se conseguirá nada, hay que agotar las instancias internas".

"No se trata de defender personas, se trata de que lo correcto es lo correcto, todos debieron ser investigadas por lo de octubre y noviembre de 2019 incluyendo Evo Morales y no la justicia inclinando a favor de unos y en contra de otros. Mientras no haya una reforma a la administración de justicia no habrá nada de ello porque no hay un Gobierno que quiera una justicia independiente que le ponga freno cuando abuse del poder", indicó.

Comentarios