Analistas estimaron que la inflación en Argentina será del 90,2% este año, según el sondeo mensual que realiza el Banco Central cuyos resultados fueron difundidos este viernes.

Durante julio se produjeron fuertes remarcaciones de precios alentadas por una corrida cambiaria tras la sorpresiva renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía y su reemplazo por Silvina Batakis, quien permaneció 24 días en el cargo antes del nombramiento en su lugar de Sergio Massa el 3 de agosto.

Massa prometió al asumir que combatirá la inflación como una de sus prioridades al definirla como "la mayor fábrica de pobreza", flagelo que afecta al 37% de los 47 millones de habitantes.

En el sondeo del Banco Central, los analistas situaron la inflación para 2023 en 76,6%, 12 puntos porcentuales por encima de lo que la habían estimado en junio, y en 60,0% para 2024, 9,8 puntos más que el mes anterior.

Te puede interesar: “No importa, tenemos mar y a Messi”, las sátiras de los argentinos por la devaluación del peso frente al boliviano

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) el costo de vida en Argentina acumuló 36,2% en el primer semestre de este año, uno de los más elevados del mundo.

El próximo 14 de agosto se conocerá la medición de inflación de julio.

En 2021 los precios al consumo subieron un 50,9%.

Desde la asunción del nuevo ministro de Economía la brecha entre el tipo de cambio oficial -en 139,89 pesos por dólar este viernes- y el paralelo del mercado negro (en 293 pesos por dólar) se redujo tras sobrepasar el 100% en las semanas anteriores.

También la Bolsa registró ganancias al terminar la semana con un avance del 2,90%.

En sus primeros anuncios como ministro, Massa prometió frenar la emisión monetaria, reducir los subsidios a los servicios públicos y el cumplimiento de la meta de déficit fiscal a 2,5% del PIB este año acordado con el Fondo Monetario Internacional.

Comentarios