El analista Andrés Gómez considera que hay sectores populares como los productores de los Yungas y los indígenas que votaron al MAS y otro grupo, como los cívicos, que han estado en contra de sus políticas, que ahora tienen un común denominador, como que "no aceptan el control del Gobierno, los productores de coca rechazan que su organización sea controlada por el Gobierno".

"Hay una diferencia de percepciones, una es que el Gobierno cree que con el 55% de respaldo puede hacer lo que le venga en gana, ahí no hay una visión cabal de democracia", dijo Gómez en entrevista con La Revista de Unitel.

El análisis se da en la previa a una semana en la que cocaleros, indígenas, gremiales y cívicos han anunciado diferentes movilizaciones con distintos pedidos entre los que se incluye el pedido de respeto a tierras y en rechazo a la ley 'antilegitimación'.

"El Gobierno está percibiendo que ese 55% es un cheque en blanco", cuestionó Gómez sobre la posición que cree ha asumido la administración de Luis Arce frente a los conflictos recientes en el país.

Comentarios