La expresidenta Jeanine Añez sufrió una descompensación en la audiencia cautelar que se realizó este viernes en la que se debe evaluar la ampliación de su detención preventiva. La exmandataria denunció ser víctima de violencia y tortura psicológica.

Voy a leer lo que quiero decirle señor juez ya que mi memoria no me permitiría referirme si no lo tuviera escrito”, manifestó la exmandataria en la audiencia.

También te puede interesar: Arce dice que Añez seguirá en la cárcel “hasta que la justicia dé su veredicto"

Añez señaló que pese a haberse cumplido el plazo que el Gobierno había solicitado para su detención preventiva, continúa tras las rejas. “Hace 18 días debería estar en libertad conforme al plazo que señaló la justicia a pedido del Gobierno”, señaló.

La mandataria se autocalificó como un trofeo político para el Gobierno y señaló que durante sus días en la cárcel fue torturada.

“Quiero denunciar ante usted y el mundo, que durante todo este tiempo he sido víctima de violencia y tortura psicológica”, señaló Añez, refiriéndose al juez cautelar.

Agregó que pese a que se acredito que padecía problemas de salud, se le ha negado la internación en un centro hospitalario y que se le ha suministrado “medicamentos improvisados, dudosos de efectividad y objetivos”.

La exmandataria agregó que en una última valoración médica realizada por su nutricionista, fue diagnosticada con anorexia nerviosa, que tiene que ver con trastorno alimenticio. “Una situación que sin duda agrava mi cuatro de desnutrición”, señaló Añez.

Comentarios