La expresidenta Jeanine Añez declaró este viernes en la audiencia por el caso golpe II, la misma que fue de forma mixta, en donde los denunciantes asistieron a la cárcel de Miraflores.

Añez ratificó que su ascenso al poder fue producto de la convulsión que se vivió en Bolivia pasadas las elecciones fallidas de octubre de 2019. “No pueden decir que fue orquestado", dijo al remarcar que ella no debió ser sometida a un juicio ordinario y que no reconoce al Tribunal de Sentencia "porque están actuando políticamente".

"Todos los conductos de legalidad se me cierran, no tengo posibilidad de defensa porque lo jurídico no vale nada. Este es un juicio político y yo, soy una presa política", manifestó la exmandataria que recordó que los conflictos se dieron bajo la sombra de un "fraude descarado" por el que "la gente salió a las calles".

En este proceso también están acusados los excomandantes de las FFAA, Williams Kaliman y Sergio Orellana; el excomandante de la Policía Yuri Calderón, quienes fueron declarados en rebeldía y el juicio sigue para ellos con abogados de oficio.

Añez dijo que en octubre de 2019 era senadora electa y que hacia una manifestación pacífica en su departamento (Beni), recordando que en "ese momento vivimos situaciones que se hubieran evitado si es que Evo Morales y el MAS no hubieran intentando hacer ese fraude electoral, ese fue el origen", argumentó.

Puedes leerEvo dice que denunció a exjefes antinarcóticos porque su "deber es cuidar" a Luis Arce

"Este es un proceso eminentemente político en donde no tengo posibilidad de defensa. No sé que posibilidades tenemos los presos políticos, en este país, hasta en la peor dictadura hubo un juicio de responsabilidades", dijo la exmandataria que manifestó además, que no se le han respetado sus derechos fundamentales.

Antes de su audiencia, en la cuenta oficial de Añez se leía un mensaje que señalaba que “después de 391 días veré los rostros de mis verdugos, que seguirán abusando en grupo contra una mujer, madre, ex Presidenta Constitucional de Bolivia y presa política. Quieren sentenciarla y con ella, a todo un pueblo que se rebeló en paz contra su fraude y su violencia”.

Comentarios