A dos semanas de cumplirse el contrato del operador del recojo de basura Vega Solvi aún la comuna cruceña no informa sobre qué empresa se hará cargo de este servicio que tendrá una duración de nueve meses. 

Sin embargo, concejales y expertos apuntan a que se buscará una salida legal para ampliar el servicio, hasta que un nuevo operador asuma este servicio. 

Este lunes se realiza una reunión de directorio de la Empresa Municipal de Aseo de Santa Cruz (Emacruz) para debatir este tema, pues este 18 de abril finaliza el contrato actual.  

El concejal oficialista, Maikol Negrette señaló que sugirió que se amplíe el contrato al actual operador, pero "ajustando el tema de precios". 

Vega Solví opera en Santa Cruz hace más de ocho años y, según normativa, ya cumplió el máximo de adendas a su contrato. Sin embargo, Negrette remarcó que, por la proximidad del plazo, se debe buscar una salida legal. 

A su vez, el experto Mauricio López insistió que por la proximidad de la fecha de vencimiento y de la magnitud del servicio por el tamaño de la ciudad, el único camino es "ampliar el contrato a Vega Solví".  

"Faltan menos de dos semanas para que concluya el actual contrato y es posible que asuma el servicio una nueva empresa, por el tiempo que demanda tener vehículos, ruta, personal, insumos, almacenes y galpones, entre otra logística. Contar con todas estas condiciones demanda más de dos meses", explicó. 

En respuesta, el concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rolando Pacheco pidió un cambio de fondo porque "con soluciones parches el único que pierde es el vecino".  El concejal por Demócratas, Manuel Saavedra cuestiona el hermetismo con el que el oficialismo está manejando este tema, pues a menos de dos semanas no se tiene claro quien brindará este servicio esencial. 
Por su parte, la concejal de Comunidad Autonómica, Lola Terrazas lamentó la incertidumbre sobre este tema. "Lastimosamente no tenemos ninguna respuesta clara" dijo. 



Comentarios