El 13 de noviembre del 2019, Arturo Murillo fue designado por la expresidenta Jeanine Añez como ministro de Gobierno, convirtiéndose en el hombre fuerte de su gestión. Desde sus primeros días se mostró implacable y prometió una "cacería" contra exautoridades salientes. También tuvo roces con otros miembros del gabinete de la primera presidenta beniana de Bolivia. 

La carrera política de este empresario hotelero se inició el 2006, cuando fue elegido diputado nacional por Cochabamba. El 2015 ocupó un curul como senador hasta el 2019, cuando producto de las elecciones anuladas y las protestas cívico sociales, Jeanine Añez asumió  la Presidencia.

Desde el 13 de noviembre del 2019, cuando Añez lo designó como ministro de Gobierno, Murillo se mantuvo firme en su cargo hasta noviembre del 2020. 

"Vamos a ir a la cacería de Juan Ramón Quintana”, señaló Murillo en una de sus primeras apariciones como ministro de Gobierno, en alusión a uno de los hombres de confianza de Evo Morales.

En las conferencias de prensa que brindaba después de realizar operativos antidroga, Murillo aseguró que a diferencia del gobierno de Evo Morales, en su gestión habría una lucha frontal contra el narcotráfico. 

Tuvo diferencias no solo con gente del MAS, sino también con gente del gobierno de Añez, entre ellos con Oscar Ortiz, cuando ejercía como Ministro de Economía. 

El cruceño señaló no estaba de acuerdo con algunas posiciones de Murillo.  

Añez ha entregado el futuro del gobierno y del país al ministro Murillo, es una persona que no tiene la capacidad, no tiene la serenidad necesaria para poder resolver los problemas como corresponde”, llegó a declarar Ortiz a Unitel.

Con la elección de Luis Arce como presidente de Bolivia, la salida de Murillo era evidente. Dimitió a su cargo a través de una extensa carta en la que afirmó que cumplió con las tareas que le fueron encomendadas.

“Renuncio al final de su mandatoporque mi tarea, consolidando la seguridad interna del Estado y de la sociedad, ha concluido”, señala parte del carta de renuncia de Murillo. 

Antes de la carta de renuncia, se desconocía el paradero de Murillo. Se llegó a especular que estaba en España; sin embargo, este miércoles, el Gobierno informó que Estados Unidos anunció su aprehensión acusado por conspiración por lavado de dinero. 

Tras la victoria del MAS en las elecciones de octubre Murillo decidió irse a EEUU denunciando que en su contra se vendría una "persecución judicial", finalmente fue en este país donde terminó siendo arrestado acusado de soborno y lavado de dinero. 

Lea también

Comentarios