El Gobierno boliviano calificó de injerencia en asuntos internos las declaraciones vertidas por el Secretario de Estado, Antony J. Blinken, que mostró su preocupación por lo que considera “signos de comportamiento antidemocrático y la politización del sistema legal en Bolivia a la luz del reciente arresto y encarcelamiento preventivo de ex funcionarios del gobierno interino”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, respondió que observa con preocupación este tipo de pronunciamientos que "no contribuyen a desarrollar una relación de mutuo respeto entre nuestros Estados, no responde a información objetiva y atentan precisamente contra la institucionalidad que pretenden defender".

Asimismo, ve que este tipo de declaraciones transgrede el principio de no injerencia previsto en el Artículo I, numeral 2, del Convenio Marco de Relaciones Bilaterales de Mutuo Respeto y Colaboración suscrito entre los Estados Unidos de América y el Estado Plurinacional de Bolivia, el 7 de noviembre de 2011, que dispone de forma expresa que ambos Estados tienen “El deber de abstenerse de intervenir en asuntos internos de otro Estado”. Por lo que les convocamos a dar cumplimiento a las obligaciones asumidas".

Recalcó que en el marco de la cultura del diálogo se reitera la predisposición para "mantener y fortalecer sus relaciones de amistad con toda la comunidad internacional, con base en el respeto a su soberanía y autoderminación".

Lo dicho por el Gobierno de EEUU

Estados Unidos pidió este sábado la liberación de figuras del gobierno interino de Bolivia, detenidas y procesadas desde mediados de marzo, por un supuesto golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales.

"Instamos al gobierno boliviano a dejar en claro su apoyo a la paz, la democracia y la reconciliación nacional con la liberación de las exautoridades detenidas en espera de una investigación independiente y transparente", dijo el secretario de Estado, Antony Blinken.

El jefe de la diplomacia estadounidense también expresó la "profunda preocupación" de Estados Unidos por "las crecientes señales antidemocráticas y la politización del sistema judicial en Bolivia".





Comentarios