El fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia de La Haya no puede dar por cerrado el asunto del enclaustramiento de Bolivia, así lo dijo Emerson Calderón, director de Diremar, que resaltó el planteamiento de nueve puntos expuestos por el presidente Luis Arce en el que se dan los lineamientos que asumirá el país en el tema marítimo.

Calderón citó lo que la corte dispuso en el párrafo 176 del fallo del 1 de octubre de 2018 en el que dice que la decisión asumida "no debe entenderse como un impedimento a que las partes continúen su diálogo e intercambios en un espíritu de buena vecindad con el objeto de abordar asuntos relativos a la situación de enclaustramiento de Bolivia cuya solución, ambas han reconocido como una solución de interés mutuo. Con la voluntad de las partes es posible realizar negociaciones significativas".



"El fallo no puede dar por cerrado el asunto del enclaustramiento de Bolivia, al contrario, deja abierta la posibilidad que las partes exploren diferentes alternativas, no en el campo judicial, pero si en el campo político y diplomático pues Bolivia irá en ese camino, la corte lo ha establecido de esta manera", apuntó el director de Diremar en entrevista con Unitel.

Canciller chileno recordó el fallo

El canciller de Chile, Andrés Allamand, dijo que el Gobierno de su país valora la propuesta boliviana de retomar el acercamiento bilateral e iniciar un nuevo tiempo de relacionamiento entre ambos países".

En un comunicado también se estableció que Chile declara que la "insistencia boliviana en el acceso soberano al mar fue definitivamente resuelta por la Corte Internacional de Justicia en 2018".

Los nueve puntos planteados por Bolivia

Luis Arce explicó la nueva iniciativa que se aplicará como parte de la política exterior marítima estatal y que comprende nueve puntos que mencionamos a continuación:

1. Bolivia retomará el acercamiento bilateral con Chile, "el diálogo y la negociación a fin de identificar fórmulas de entendimiento e integración entre ambos pueblos, para encontrar una solución concreta, útil, factible y mutuamente beneficiosa al enclaustramiento nacional", señaló Arce.

2. Se promoverá negociaciones para mejorar las condiciones de libre tránsito, zonas francas, depósitos, entre otros, con el objetivo de disminuir los obstáculos para las importaciones y las exportaciones que pasan por puertos chilenos “sin claudicar nuestra demanda de retorno soberano al mar”, dijo el mandatario.

3. Se restablecerán las instancias de cooperación bilateral con Chile, orientando la acción diplomática "hacia un clima de paz y confianza mutua"

4. Se retomara negociaciones con Chile para precautelar los derechos de Bolivia frente a la privatización unilateral de los puertos chilenos que "afectan los intereses de nuestro comercio internacional”, agregó el presidente.

5. Priorizar también la ejecución del proyecto del Corredor Ferroviario Bioceánico Central con el propósito de fortalecer la integración con las naciones del océano Pacífico.

6. Impulsar el proyecto de la hidrovía Paraguay-Paraná, para efectivizar el acceso al océano Atlántico con la meta de optimizar la competitividad internacional. “De igual manera, seguiremos avanzando en el proyecto de la hidrovía Ichilo-Mamoré-Amazonas”, apuntó.

7. Se promoverá la presencia de Bolivia en los puertos francos que fueron otorgados por países vecinos, en particular el puerto de Ilo para habilitarlo como una vía alternativa del comercio hacia el océano Pacífico.

8. Se aprovechará los derechos de explotación y las facilidades que brinda la Convención Internacional de Naciones Unidas sobre el derecho del mar como país sin salida al mar, mientras no se encuentre una solución definitiva al enclaustramiento nacional.

9. Se fortalecerá "la diplomacia de los pueblos buscando la hermandad, la complementariedad y la solidaridad entre los pueblos boliviano y chileno”.





Comentarios