El precandidato a la Gobernación cruceña, Germaín Caballero, descartó que haya habido algún acercamiento con Demócratas en busca de un acuerdo que viabilice que ambas fuerzas vayan unidas en las venideras subnacionales.

Indicó que han conversado con otras agrupaciones pero, como UNIDOS, proponen alianzas en función de una "renovación política partidaria y mejor con certidumbre con gente capacitada que pueda contribuir al desarrollo efectivo y eficiente de la gestión pública departamental y municipal". 

Dentro de los acuerdos confirmó la postulación de Gary Áñez a la Alcaldía, candidatura que cuenta con el apoyo de su tienda política descartando un eventual respaldo a Rosario Schamisseddine, como se especulaba. "En términos de decisión personal es probable que asuma una candidatura propia", dijo al referirse a la actual concejal del municipio cruceño.

Desarrollar el federalismo

Caballero dio a conocer los pilares que sustentan su plan de gobierno y que se basan en un nuevo modelo de administración territorial que "deja de lado una visión centralista metropolitana", y que busca "abarcar la atención conjunta de las macroregiones de nuestro departamento".

"Sobre esa misma línea de administración, se busca comenzar a desarrollar la vocación federal en Santa Cruz, lo que significa comenzar a arrancar competencias al Gobierno nacional en temas estratégicos para el desarrollo y demandar el cumplimiento de un nuevo pacto fiscal para el país y Santa Cruz que es el que más aporta al Estado", indicó.