Rómulo Calvo, presidente del Comité pro Santa Cruz, aseguró este martes que tienen que leer “con pinzas” la Ley de Abrogación de la 1386 que fue sancionada por el Senado, por lo que están a la espera de la publicación del documento en la Gaceta Oficial del Estado.

Calvo señaló que deben estar absolutamente seguros de que la norma no será usada para “perseguir” a los bolivianos que lucharon para exigir la abrogación de la Ley 1386.

“Tenemos que ver lo que dice, como la han aprobado, mientras no criminalice al pueblo boliviano que ha estado en las calles buscando su libertad y su democracia y no queden esas ventanas que pueden ser una apertura para que cualquier diputado pueda hacer una demanda y el Tribunal Constitucional revertirla”, dijo Calvo durante la marcha de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) en contra de la Ley 1407.


PUEDES LEER: Tras abrogación de la Ley 1386, la Confederación de Gremiales deja a cada departamental la decisión de levantar el paro

Tras la publicación en la Gaceta se espera que los sectores que convocaron a la huelga se reúnan para tomar determinaciones, aunque en el caso de los gremiales esto ya no será a nivel nacional ya que la Confederación ha dejado en manos de sus Federaciones Departamentales decidir si levantan las medidas.

"Cada federación deberá ver la continuidad de la movilización y por eso le dejamos en sus manos la decisión. Como confederación hemos peleado hasta el día de hoy. Esperemos que el presidente lo sancione. Cada federación es autónoma", dijo Francisco Figueroa, dirigente nacional.

Promulgación

Solo falta la firma del presidente del Estado para que la Ley 1386 quede sin vigencia. El senado debatió durante más de seis horas el proyecto de ley de abrogación que había sido aprobado de madrugada por la Cámara de Diputados y lo sancionó por unanimidad.

Tras la aprobación en ambas Cámaras, la Ley de Abrogación de la Ley 1386 contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo fue enviada al Órgano Ejecutivo para su promulgación.



Comentarios