Luis Fernando Camacho juró como nuevo gobernador del departamento de Santa Cruz. Lo hizo este lunes en medio de la algarabía de sus seguidores, amigos y familiares que lo acompañaron durante el acto desarrollado en instalaciones del Centro de Educación Ambiental (CEA).

Anunció que dentro de sus objetivos principales está la atención a la pandemia y su contención, también está la proyección y ejecución de un nuevo censo poblacional que permita una redistribución de recursos.

"(Prioridades) el pacto fiscal, necesitamos generar el censo, generar las condiciones para atender la emergencia sanitaria, todo es prioridad", resaltó.

Primeramente, se realizó la posesión y toma de juramento del directorio de la nueva Asamblea Legislativa Departamental cruceña, que preside Zvonko Matkovic, y posteriormente se dio paso al nuevo gobernador que fue elegido con más del 55% de la votación.

Camacho asume la gobernación por los próximos cinco años. Sucede en el cargo a Rubén Costas que se despidió deseando éxitos a la nueva autoridad.

Ya posesionado, y en su primer discurso como gobernador, Camacho resaltó la posibilidad que tiene de servir y aportar desde su cargo al departamento y a Bolivia "es un privilegio y sepan que estoy dispuesto a dar mi propia vida por mi región, que estoy dispuesto a defender".

"Tenemos que superar juntos una pandemia devastadora", dijo Camacho que resaltó que la vacunas salvan vidas pero el trabajo es esencial para las familias y debe ser primordial para los gobernantes.

Habló también de federalismo, implementación de tecnología y dirigió un mensaje a quienes, considera, tratan de hacer daño al departamento: "dejen de intentarlo, nunca podrán someter a Santa Cruz", apuntó.

Comentarios