El analista Carlos Valverde anticipa un posible Tribunal Supremo Electoral "partidizado" tras la salida de Salvador Romero, quien este miércoles hizo pública su renuncia a la vocalía.

Valverde recuerda que Romero fue propuesto durante la gestión de Jeanine Añez por lo que ahora, el presidente Luis Arce, colocará a una persona cercana al Ejecutivo lo que supone pondrá en riesgo la institucionalización de este órgano y abre la posibilidad de generarse "un daño tremendo a la democracia".

Dentro de las cosas que pudieron hacerse de una manera diferente, el analista puntualiza que "en su conciencia" quedará el hecho de no haber realizado una auditoría al padrón electoral y "de no haberse zambullido de verdad" para saber lo que pasó en las fallidas elecciones de octubre de 2019. 

Destacó que Romero "logró institucionalizar de alguna manera el TSE", pero "para mí, el Direpre será su cruz" y que lo acompañará como la persona "que no lo hizo, pudiendo haberlo hecho".



Comentarios