Oscar Ortiz y Karen Longaric formaron parte del Gobierno de Jeanine Añez y compartieron gabinete junto a Arturo Murillo, hoy detenido en Estados Unidos acusado de lavado de dinero. La exministra de Relaciones Exteriores, dijo que se sentía indignada y apenada por los hechos de corrupción que se han ido conociendo y de los que, de acuerdo a la investigación del FBI, tendría responsabilidad su excolega.

"Como todos los bolivianos, me siento indignada y apenada por los hechos de corrupción que se dieron en el gobierno transitorio, que traicionan la gesta heroica de los 21 días", dijo la excanciller que apunta que "teníamos la obligación de trabajar con transparencia, honestidad y eficiencia en pos de una nueva Bolivia".

Murillo estará ante un juez el venidero 7 de junio en Estados Unidos para responder por la acusación de lavado de dinero. En Bolivia también se lo investiga por el caso de sobornos y compra con sobreprecio de armamento no letal que fue destinado para la Policía.

Por su parte el exministro de Economía recordó las palabras que dijo cuando salió de esta cartera de Estado en la que hacía mención a discrepancias con su excolega.

Ortiz publicó en sus redes sociales el video de aquel momento, ocurrido el 28 de septiembre de 2020, en el que expresó que le parecía una forma indigna de actuar (denunció campaña falsa en redes sociales), "por lo cual he venido justamente a dejar limpio mi escritorio y terminar con los últimos papeles".

De acuerdo al Ministerio de Gobierno, la afectación económica al Estado es de 2.3 millones de dólares en el entendido de que se desembolsó la suma de 5.7 millones de dólares cuando el valor real de lo que se adquirió era de 3.3 millones de dólares.

Comentarios