Los alcaldes electos, Eva Copa, de El Alto, e Iván Arias, de La Paz, consideran que el caso Characayo no debe quedar impune y se debe eliminar la corrupción.

Arias considera que la situación es preocupante pues señala que ya son varios los casos de corrupción vinculados al gobierno del MAS.

Esperemos que se tomen medidas radicales porque en poco tiempo han denunciado varios actos y no le hacen bien al Gobierno y al país donde parece que la corrupción está institucionalizada; hay que combatirlo y eliminarlo”, señaló.

La alcaldesa de El Alto cree que lo ocurrido con el exministro de Desarrollo Rural y Tierras debe ser un ejemplo para eliminar la corrupción. Esto tiene que ser una elección para autoridades y hacer su gestión correcta y transparente, eso es lo que espera Bolivia”, señaló.

Al mismo tiempo, Copa considera que Characayo no es la única persona involucrada por el caso en el que ha sido denunciado. “Debe haber más, hay que esperar con las investigaciones”, señaló.

Comentarios